SUSCRÍBETE A CON FOTOS Y PALABRAS (EL NUEVO HOGAR DE HACER SCRAPBOOKS)

* indicates required

miércoles, 12 de octubre de 2011

Cómo Hacer Una Página de Scrapbook, Parte 3 de 6

(Serie Especial del Primer Aniversario)

© 2011 Zaira Ivette Sierra

Ya llegamos a la tercera parte de la serie "Cómo Hacer Una Página de Scrapbook". En los artículos anteriores exploramos cómo seleccionar los materiales básicos para contar la historia y cómo conceptualizar un diseño para la página de scrapbook. Esta vez vamos a estudiar cómo redactar la historia que cuentan las fotos.

Tengo que confesar, nuevamente, que la narración ("journaling") es mi parte favorita de la creación de álbumes ("scrapbooking"). Yo trabajo mis álbumes de manera que luzcan más como un libro que como un scrapbook convencional. Para mí es importantísimo contar la historia de las fotos, porque el tiempo bien me ha demostrado que las fotos no se explican por sí solas.

Actualmente estoy escribiendo mis historias en la computadora, porque siempre tengo demasiado que decir, y el tamaño de mi escritura es bastante amplio. En este sentido, el tener un plan en la forma de un boceto me ayuda mucho. Esto me da un punto de partida para saber cuando espacio tengo disponible para la historia... o si tengo la posibilidad de alterar el diseño para llenar mis necesidades.


Esta es la manera en que el diseño que estoy usando como guía para
 mi página de scrapbook me ayudó a ubicar la narración de la historia
que estoy contando en la misma.

Sin embargo, lo que muchas veces se siente complicada para algunas personas es el simple hecho de escribir las historias. Aquí tienes 3 ideas para narrar tus historias:

► Haz una lista

Tu narración no tiene que ser un ensayo, un artículo, o ni siquiera un parrafo. Los detalles importantes de tu historia pueden escribirse en formato de lista, sin que requieran un orden específico. Simplemente escribe lo detalles según los recuerdes.

► Escribe una carta

Las cartas son una manera hermosa de comunicar información y sentimientos. ¿Por qué no usar ese recurso para narrar tus anécdotas? Una carta puede ser tan larga o corta como desees, y puedes dirigirla a cualquier persona... ¡incluso a ti misma! No sientas que todo lo que redactes en tu álbum tiene que ser narrativa formal, como un ensayo o un artículo. Una carta pueder ser el complemento perfecto para tus fotos.

► Refiérete a tus redes sociales

Sí, me estoy refiriendo a Facebook, Twitter, y a cualquier otra red social donde expongas tus pensamientos. A veces se nos hace sencillo ir a nuestros perfiles y hablar de lo que pasamos y de lo que sentimos. La diferencia entre lo que escribes allí y lo que escribirías en tu scrapbook no es inmensa. Usa tus actualizaciones fielmente, o como punto de partida, para narrar las historias en tus scrapbooks.

Estas tres ideas pueden servir para descubrir otras que sean absolutamente válidas para ti. ¿De que otras maneras puedes ayudarte a narrar las historias de tu vida?


◄ [Anterior] Cómo Hacer Una Página De Scrapbook, Parte 2